Cómo proteger tu móvil en la playa

Con la llegada del verano somos muchos los que optamos por ir a la Playa para refrescarnos del calor. La toalla, la sombrilla, las chanclas y la fruta de temporada son objetos que nunca pueden faltar en nuestra bolsa o mochila. Pero el teléfono móvil es uno de esos objetos imprescindibles cuando vamos a la playa.

Todos queremos hacer fotos a los castillos de arena que hacemos, al mar, o simplemente tener el móvil para consultar cosas. Pero los seres humanos no somos los únicos que padecemos el calor y el móvil también puede sufrir un golpe de calor.

Los principales problemas de nuestro teléfono móvil en la playa

Llevar el móvil en la playa puede acabar suponiendo un grave problema para tu smartphone. Aquí os dejamos los más comunes para que vayas con cuidado.

El sol y el móvil en la playa o en la montaña

Uno de los elementos más peligrosos para nuestro terminal smartphone es el sol. Muchas veces nos vamos a bañar al mar y dejamos expuesto el móvil a la merced de “Lorenzo”. Un error muy común que hace que el smartphone se pueda sobrecalentar y así estropear la pantalla o la batería debido a los rayos de sol.

Es recomendable que guardemos el dispositivo en una bolsa o mochila y que estemos pendientes de la temperatura del móvil para que en caso de sobrecalentamiento lo apaguemos.

Agua y teléfono móvil en la playa o en la piscina

A pesar de que cada vez hay más móviles sumergibles, el agua es aún un problema para la mayoría de los smartphones. Muchos usuarios optan por entrar al mar con el móvil en la mano para poder seguir enviando whatsapps o escuchar música. Pero, aunque sea resistente al agua, no es recomendable bañarse con él de forma habitual.

El agua del mar es muy perjudicial para tu teléfono smartphone debido a que la sal potencia la oxidación, por eso es muy importante mantener alejado el móvil del agua.

La arena de la playa y el teléfono móvil

La arena de la playa es también uno de los elementos más peligrosos para nuestro teléfono móvil. Por una parte, puede rayar la pantalla del móvil si no tenemos un buen protector de pantalla. Y, por otra parte, y a pesar de que los dispositivos están preparados para impedir su paso, la arena puede provocar obstrucciones en los orificios del dispositivo como son los del altavoz y  la ranura del cargador.

Cómo Proteger el smartphone en la playa, piscina o montaña 

Lo más recomendable si tienes apartamento o casa en la playa es que cuando acudas a ella te dejes el móvil en la vivienda. Con ello, evitaremos disgustos si el móvil se moja o se provoca una avería por el sol y la arena y, de paso, desconectamos.

Pero si después de los problemas que podemos tener en la playa continuamos queriendo llevar el teléfono móvil con nosotros, lo mejor es que intentemos protegerlo de la mejor forma posible.

En primer lugar es recomendable la compra de una funda y un protector de pantalla que protejan el móvil de la arena. También deberemos comprar una funda sumergible que permite que podamos tomar fotografías debajo del agua con nuestro dispositivo, dejar el móvil en la arena y proteger el terminal de cualquier caída.

La playa es uno de los nidos de ladrones más grandes por eso te recomendamos que actives la localización. Así, en caso de hurto de tu terminal podrás comprobar con las aplicaciones de iOS y Google dónde está tu teléfono en todo momento.

Qué hacer si se moja el teléfono móvil en la playa o en la piscina

Entras dentro del mar, tocas uno de los bolsillos de tu bañador y te das cuenta que tienes el teléfono móvil contigo. Tranquilo, es uno de los errores que más ha pasado a los bañistas en la playa y tu error puede tener solución si actúas rápidamente.

Lo primero que tendremos que hacer es salir del agua lo más rápido posible y apagar el terminal en caso de que esté encendido. Sabemos que la desesperación puede hacer que encendamos el terminal para saber si funciona correctamente, pero si un teléfono se ha mojado no debes encenderlo hasta que esté bien seco. Ya que de lo contrario puedes provocar un mayor daño.

Más tarde, recomendamos abandonar la playa e ir a un lugar más tranquilo donde puedas desmontar y secar el smartphone. Para ello, desmontaremos el dispositivo y quitaremos la tarjeta sim, la batería y la tarjeta de memoria. Pasaremos un trapo y lo secaremos bien antes de recurrir al truco del arroz.

El truco del arroz: un método casero para que vuelva a funcionar el móvil

El arroz absorbe la humedad como una esponja. En caso de que el móvil se moje en la playa, debemos dejarlo en un cuenco de arroz durante mínimo un día. Es recomendable dejar el bote de arroz en la ventana de la cocina para que le dé un poquito el sol.

El truco del arroz es uno de los métodos caseros más populares para secar el móvil en caso de que se moje debido a que el arroz es un producto que todos tenemos en casa. En cambio, hay otros productos que también podemos utilizar como son los copos de avena, la arena de gatos (de perlas de sílice) o el gel de sílice (esas bolsas que encontramos en muchas cajas de zapato y que pocas veces hacemos uso). Tres productos absorbentes que también podemos utilizar si no tenemos arroz.

Una vez pasado el día deberemos comprobar si el famoso “truco del arroz” ha funcionado. Para eso, tendremos que volver a poner todas las piezas en el sitio y encender el terminal.

En todos los casos, lo primero es la precaución. Llevamos el teléfono móvil pegado a nosotros día y noche. Pero probablemente estés de vacaciones, apaga el móvil, mira el horizonte, respira hondo… y disfruta…

Nos vemos por el blog 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here